Endodoncia

¿Qué es la endodoncia?

La Endodoncia consiste en la eliminación de la pulpa dental o “nervio” del diente cuando este se inflama o infecta. Esto puede ser debido a diferentes causas como caries profundas, traumatismos, fracturas o fisuras…

El dolor dental es la principal causa de visita al odontólogo, y a menudo responde a dolor de origen pulpar. Cuando el daño producido en la pulpa por alguno de los procesos descritos anteriormente es irreversible se lleva a cabo el tratamiento de endodoncia o desvitalización del diente.

En la endodoncia se elimina la pulpa enferma y todos los gérmenes que puedan estar contaminando el interior del diente. El espacio creado, se rellena con un material estable, bien tolerado por el organismo y que tiene que evitar la posterior contaminación.

Después de realizar una endodoncia, se tiene que proceder a la reconstrucción adecuada del diente tratado para evitar posibles fracturas y filtraciones que podrían contaminar el tratamiento realizado.

Preguntas frecuentes

¿Es un tratamiento complejo y doloroso?

La dificultad del tratamiento varía según el diente a tratar, es mejor que un dentista especializado en endodoncia trate a los más complicados.
Debe administrarse anestesia local en la mayoría de los casos y por lo tanto no es doloroso.

La eliminación de la pulpa se hace por métodos mecánicos, químicos y manuales con instrumentos especiales; los conductos vaciados y esterilizados se rellenan después, con un material que los obtura herméticamente; son necesarias varias radiografías para asegurar la precisión del resultado.

¿Puedo tener problemas después del tratamiento?

Los primeros días después de una endodoncia, el diente tratado puede molestar al masticar, pero generalmente esta molestia cede con analgésicos comunes. Si existe una infección previa al tratamiento del diente, es habitual administrar antibióticos antes del tratamiento, en estos casos y solo en ocasiones puede producirse una inflamación de la zona que cede con antiinflamatorios.

Algunos dientes pueden fracturarse si están muy debilitados por la caries que produjo la enfermedad de la pulpa. Por eso, siguiendo las recomendaciones, deberán reconstruirse en breve plazo y quizás protegerse con una incrustación o una corona (funda).

En cualquier caso es necesario seguir las instrucciones de profesional que ha realizado el tratamiento.

¿Un diente con una endodoncia es para toda la vida?

Aunque en muchos casos así es, en sentido absoluto no hay nada que dure para siempre. Un buen tratamiento y una correcta reconstrucción tienen un porcentaje de éxito a cinco años de un 96%; cuando existía una infección previa de la pulpa, el porcentaje puede disminuir.

¿Con los nuevos avances sigue siendo útil la endodoncia?

Es evidente que los implantes están solucionando muchos problemas que antes no se podían resolver con la misma facilidad, pero la endodoncia tiene como objetivo fundamental conservar el diente natural manteniendo su función en la boca y aún no hay nada mejor que mantener sanos los propios dientes.

Caso clínico nº1
Caso clínico nº2
Caso clínico nº3

Debido a un traumatismo antiguo, la raíz del incisivo central superior izquierdo no se desarrolló de forma correcta. Gracias a los materiales biocompatibles que tenemos se pudo eliminar el foco infeccioso y regeneral al hueso alrededor de la raíz.

Antes
Después

Una recidiva de una caries debajo de un composite antiguo ha provocado la necrosis o muerte de la pulpa del premolar superior izquierdo. Gracias a la endodoncia se ha curado el foco de infección de la raíz.

Antes
Después

Una endodoncia realizada hace mas de 10 años en un molar inferior debajo de un puente da signos y síntomas de fracaso con una imagen de perdida ósea alrededor de la punta de la raíz. Un nuevo tratamiento de Endodoncia realizado con la aparatología que disponemos hoy en día ha resuelto el foco.

Antes
Después